Mesa dulce boda

En este post os muestro como quedó la mesa dulce que preparé para la boda de mi hermano. Os quiero mostrar la decoración y los detalles. Papelería personalizada, tabla de donuts totalmente hecha con nuestras manos.

Todo lo pusimos nosotros salvo las galletas personalizadas y la mini pastelería que se las encargué a la pastelería de Málaga, Marta Pino Postres. Las chuches, el rincón salado y el resto de cositas le dieron un toque muy completo a la mesa. 

El amor es dulce  

 

La tabla la hicimos comprando una tabla fina en Bricomart, le dimos forma en la parte superior. Dividimos el espacio de la tabla para clavar los palitos donde íbamos a meter los donuts. Nos entraron unos 45 y como compramos más, el resto los pusimos en la mesa. La palabra «donuts» la escribí a pulso con rotulador dorado. A modo de decoración le puse unas flores que iban grapadas a la madera. La tabla quedó sujeta al caballete, no queríamos tener ningún contratiempo y bien agarrada quedaba genial.  La colocamos a la misma altura de la mesa dulce.

 

Estaba todo tan rico que no sobró nada de golosinas de la mesa dulce. La gente usó las bolsitas de papel craft que pusimos para que se pudieran llevar lo que quisiesen de la mesa a modo de recuerdo, para compartirlo con sus hijos o para comérselo al día siguiente… 

Me encantan como quedaron las etiquetas redondas con borde dorado con las iniciales y su lacito de cuerda

 

Cuando el fotógrafo de la boda nos pase el reportaje que sacó, seguro que subo más fotos de la mesa y os las muestro. Yo me dediqué esa noche a disfrutar al máximo de la gran boda y no saqué muchas fotos. 

Espero que os haya gustado la decoración y el estilismo que le dí a la mesa, con las flores, las guirnalda de luces y los distintos tarros de cristal y te sirva de idea.

Beso

Cris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *